Que es La Capellania

Servir es un Honor

El capellan  cárcelero también puede ser un ejemplo como capellán puede inventar su trabajo. Tengo un amigo que le fue negada la entrada a la cárcel. Ha optado por pararse fuera de la cárcel, repartiendo folletos y hablando con los familiares de los presos, que también tienen necesidades grandes. Con una invitación de parte del preso o sus familiares, el puede visitarlos como visitante regular y comunicarse con ellos por correo, y a veces hasta por teléfono. Después de todo, el es un capellán de cárcel.También va a ver pólizas? que seguir en los asilos de ancianos, hospitales y orfanatos. Tome el tiempo de conocer a los administradores. Pregúnteles cuales son las necesidades de la institución y como puede usted ayudar. Trabaje dentro del sistema. Si usted promete venir cada semana en un día y una hora fija, cumpla con su palabra. Al ver su sinceridad y fidelidad, y el bien que usted hace a la gente, más confianza le tendrán y más oportunidades le serán dadas. Siempre ministre a las necesidades de toda la gente sin tomar en cuenta su religión.

Carceles, Hospitales, Hospicios, Orfanatos y Iglesias.

El capellán puede utilizar los servicios sociales ya existentes en su comunidad. Quizás usted no tiene los recursos para ayudar, pero puede informar y llevar a la gente a donde se puede conseguir ayuda. Mucha gente pobre e ignorante no sabe que hay agencias que los puede ayudar en sus problemas de drogadicción, de salud, o legales, etc. El capellán puede servir de intermediario y a la vez dar un testimonio de Dios. Esté seguro de que está recomendando a la gente a un buen lugar. De igual manera establezca una relación con la gente que maneja estas agencias para que tomen en cuenta a las personas que usted recomienda. Por lo general los trabajadores sociales tienen muy buen corazón, pero como todos, trabajan con recursos limitados. Quizá llegará el día que Dios engrandezca su ministerio y visión, y usted puede establecer una institución benéfica. Cuando Dios está en ello, lo poco es mucho. En cuanto a recoger fondos para financiar un ministerio, alguien me dijo una vez que él que más pidiera, más recibiría. Al oírlo no me gustó porque me pareció oportunista, sin embargo es cierto. Pídales a todos, o sea ofrézcales a todos la oportunidad de hacer el bien, no importa la religión. También comparta su visión y necesidades con los políticos y gente de sociedad. Dios puede mover el corazón de todos. 

La Mujer Un Papel de Importancia

Las mujeres que se dedican a la capellanía se pueden dedicar a un área de gran necesidad, que es la protección de mujeres sufriendo de abuso sexual y la violencia doméstica. Estas mujeres necesitan consejería cristiana, asesoramiento legal, y un refugio en donde pueden esconderse con sus hijos de sus esposos o compañeros violentos. Refugios de este tipo, igual que clínicas de recuperación de adicciones, merecen el apoyo económico de la comunidad. Si usted tiene buenos recuerdos de la universidad, considere un ministerio entre estudiantes. Usted puede conseguir recursos de organizaciones como los Navegantes o la Cruzada Estudiantil y Profesional. Quizá le inviten a trabajar con ellos. Si le encantan los niños y jóvenes considere trabajar con clubes bíblicos para niños en hogares. Esto también le dará oportunidad de dar clases de como ser buenos padres o de alfabetización de adultos. Investigue las publicaciones de Pro-evangelización de Niños. 

El Arte de Aconsejar es un Don

 Consejería Cristiana - Las Diferencias
Por regla general, tanto la consejería cristiana como la secular comparten el mismo deseo de ayudar a la gente a superar sus problemas, encontrar significado y alegría en la vida, y convertirse en individuos saludables y bien ajustados, mental y emocionalmente. La mayoría de los consejeros tienen títulos universitarios y han pasado años aprendiendo su oficio.  

Share The Big News

Christian Counseling - The Differences
As a rule, both Christian and secular counseling share the same desire to help people overcome their problems, find meaning and joy in life, and become healthy and well-adjusted individuals, mentally and emotionally. Most counselors have university degrees and have spent years learning their career.

Display Good Deeds

How do you have the attitude God wants you to have when you give? It starts with your heart. God is a lot more interested in your willingness to give than your wealth, because he’s interested in what’s happening in your heart when you decide to give.You must each decide in your heart how much to give. And don’t give reluctantly or in response to pressure. ‘For God loves a person who gives cheerfully.’” 

(2 Corinthians 9:7 )


Our Chaplaincy /Nuestra Capellania

Bienvenido A Nuestra Capellania Mirra Internacional : Queremos Que Conozcas Una Carrera de Gran Valor Para la Sociedad ; la Capellania es un don de Poder Ministrar y Aconsejar a los que estan en una necesidad donde es Necesario tener un Capellan que responda a la Comunidad.

El ministerio de la capellanía es un llamamiento antiguo y noble dentro de la iglesia. El ministerio del capellán es compartir y ofrecer el amor de Dios a todos aquellos que se encuentren en necesidad. Los capellanes son hombres y mujeres que aceptan el compromiso de ser instrumentos de Dios en su proceso de restaurar la salud mental, física, social y espiritual de la humanidad - especialmente de los más necesitados.La capellanía tiene su origen en la persona de San Martín de Tour, quien nació en 316 d. c. en lo que es hoy día Hungría. El joven pagano, a los 16 años se alistó en el ejército romano donde se destacó como soldado y oficial. A los 21 años, él con la tropa que comandaba, fue enviado a la región de Francia. Una noche de mucho frío se encontró con un mendigo que rogaba sin éxito a todos que le ayudaran. Martín no traía nada que darle a este hombre, ya que, lo único que traía era su capa. De buen corazón, partió su capa en dos, y dio la mitad al mendigo. Esa misma noche soñó que el mendigo era en verdad Jesucristo, y esa visión fue el motivo por lo cual se convirtió al cristianismo y fue bautizado. Después, al compartir su testimonio a otros, muchas personas aceptaron el cristianismo.


Del recuerdo de la capa compartida viene la palabra "capellán". Un capellán es una persona que ha aceptado el llamamiento del Señor Jesucristo de servir a la humanidad en el espíritu expresado por Lucas 4:18 -19 que dice: "El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.


Quieres Ser Capellan ?Juan 6:35Reina-Valera 1960 (RVR1960) 35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Las funciones del capellán son varias dependiendo de las necesidades que las personas presentan y las instituciones en que trabaja. Pero siempre es un representante de Dios, un pastor espiritual, y un consejero. 

Como "representante de Dios," lleva ante el Señor las necesidades de su pueblo. El capellán está atento a oír las penas y temores de la gente: comparte sus alegrías y esperanzas y los levanta después de los fracasos. Por su interés personal, su disposición de compartir con la gente en lo bueno y en lo malo, y por el socorro que les da, la gente siente el amor de Dios. 


Como "pastor espiritual," él le recuerda a la gente que solamente hay vida en Jesucristo y que nuestra vida solamente tiene sentido en él. El capellán le recuerda a la gente la importancia de seguir los principios de vida establecidos por Dios. Su presencia bendice a la gente y les da fortaleza para seguir adelante un día a la vez, manteniendo la vista en Cristo.

!Esta Es Una Carrera de Amor!

 

Aqui Comienza Tu Historia

Usted conocerá mejor las necesidades de su pueblo. Quizá Dios le está llamando a ser capellán para suplir estas necesidades. Si es así, su recompensa será grande, como fue prometido en la Palabra de Dios. "Entonces, el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi lo hicisteis." Mateo 25:34-40.   

El Servicio como Capellan

Serve/"Servir y llevar la Palabra al Necesitado" Mateo 25:34-40.

Hoy día, el término capellán hace referencia a aquellos ministros que ejercen su labor pastoral en instituciones públicas y privadas representando no a una iglesia en particular, sino al creador y sustentador de este universo. El capellán es el miembro del clero que no espera que la gente le venga a la iglesia con sus necesidades, sino sale a buscar a los necesitados en donde estén. La bendita presencia de los capellanes se hace notoria tradicionalmente en asilos, cárceles, hospitales, e instalaciones militares. Pero su socorro y consejo espiritual se extiende a las universidades, agencias públicas como el cuerpo de bomberos y policías, clubes cívicos, instituciones benéficas, y en los barrios bajos y la calle misma.


El capellán de hospital puede orar con los enfermos y avisar a su ministro o familiares de su condición. También puede ministrar a los familiares del enfermo en la sala de espera. Después puede visitar a los enfermos en casa, animándoles en su recuperación y presentándoles el plan de salvación. El capellán de asilos de ancianos puede dar compañerismo y organizar programas religiosos o musicales para personas que no pueden salir mucho y a veces están sin visitas familiares. Oí el testimonio de un capellán que cortaba el pelo y las uñas de los residentes, porque las enfermeras no tenían tiempo. Ser capellán no es un trabajo de "glamour." Recuerden que Jesús también lavó los pies de sus discípulos.

We as Chaplains "Our Duty is to Serve and Take the Word of God to the Needy" Mathew 25:34-40.

Today, the term chaplain refers to those ministers who exercise their pastoral work in public and private institutions representing not a particular church, but the creator and sustainer of this universe. The chaplain is a member of the clergy who does not expect people to come to church with their needs, but goes out to look for the needy wherever they are. The blessed presence of chaplains is traditionally evident in asylums, prisons, hospitals, and military installations. But their relief and spiritual advice extends to universities, public agencies such as the fire and police corps, civic clubs, charities, and in the slums and the street itself. 


Si usted es miembro o tiene contacto con el cuerpo de bomberos o policías, ofrezca ser su capellán. Así usted podrá aconsejar a los oficiales y sus familias en tiempos de crisis, visitar y orar por oficiales enfermos o lastimados. Acompañarlos a hacer notificaciones de muerte, asistir en incidentes de suicidio, proveer por las necesidades espirituales de los presos y ayudar a la gente desamparada y víctimas de fuego o crímenes. También tendrá la oportunidad de orar en ceremonias especiales de reconocimientos, graduaciones y dedicaciones de edificios.  


El Capellan "Consejero Cristiano"

Como "consejero cristiano," el capellán ayuda a la gente a utilizar sus recursos espirituales, y a tomar decisiones de acuerdo con la voluntad de Dios. Oye a la gente y les comparte sabiduría. Les da calma espiritual y tranquilidad mental para que puedan salir de sus problemas.Al empezar su ministerio, tiene que buscar la dirección de Dios en cuanto al tipo de institución en la que desea ministrar. Dependemos de Dios para abrir las puertas a estas instituciones y tocar los corazones de las personas que los administran. Es de suma importancia conseguir permiso para entrar y luego hay que seguir las reglas de la institución al pie de la letra.


El ejemplo clásico de tener que seguir la política de una institución, son las reglas de las cárceles que gobiernan tanto a los presos como a los visitantes. Yo he podido entrar a hablar con los presos con mucha libertad en algunas cárceles de América Latina, pero en las cárceles de los EEUU se tiene que conseguir permiso para poder entrar con los presos y tener servicios o estudios bíblicos. Hasta se pide un informe criminal de la persona que solicita el permiso, y si es aprobado tiene que pasar por un entrenamiento donde le informen, más bien le advierten de lo que se permite y no se permite hacer adentro de la cárcel. Hay reglas limitando lo que se puede llevar adentro o fuera de la cárcel. Le advierten al capellán a no prestarse a las trampas de los presos de sacarle dinero ni de pasar mensajes. Es bueno tener un corazón grande, pero este no es un trabajo para débiles de carácter, y siempre hay que seguir las reglas.